Viernes, octubre 21st, 2011 | Author:

Nada como un violetero de alpaca (en La Antigua Cerería del Salvador) para poner una delicada rosa Queen Elisabeth, a tono con el mueble policromado con flores que procede de El Rastro madrileño.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in