Archivo para la Categoría » Muebles clasicos «

Lunes, marzo 25th, 2013 | Author:

En fino tubo de acero cromado y tapizado en asiento y respaldo, esta silla es el modelo Chaise FM de ERE FORM (Francia). Se fabrica también en cuero y plástico.

Domingo, octubre 28th, 2012 | Author:

MESA BIEDERMEIER.
La mesa Biedermeyer, en representación de los restantes muebles de su estilo, nos cuenta su historia y las razones de su nacimiento. Utiliza un lenguaje claro y directo para introducirnos en la sociedad a la que ha servido fielmente. Se trata de la burguesía centro europea de la primera mitad del s. XIX.

De mi nombre de pila hay muy poco que decir y mi apellido es Biedermeier. Entro así en el tema porque estoy a la defensiva: ¡Todos los muebles que han estado en estas páginas antes de mí tienen trucos o secretos que los hacen atractivos! Sin embargo, me gustaría que me concedieseis la oportunidad de dar a conocer mis valores que son un tanto, interesantes. Es más, espero que a través de ellos apreciéis mi elegancia, mi calidad y mi equilibrado diseño.

Para identificar mi estilo lo primero que hay que tener presente es que provengo de Centroeuropa, concretamente de Austria y Alemania. El auge de mi estilo se inició en 1815 y duró hasta 1830, aunque a decir verdad en la realidad perduró todavía unos cuantos años más, yo diría que hasta 1848.
Si os fijáis detenidamente veréis que soy sólida y equilibrada. La razón estriba en que mi estilo se desarrolla en una sociedad principalmente burguesa, es decir, tranquila y cómoda, amante de la vida casera. Una sociedad que, por otra parte, ama la naturaleza, cultiva la cultura y las artes, sobretodo la música y las tertulias intelectuales, y, que por su momento histórico de grandes cambios, está pero que muy orgullosa de los avances tecnológicos.

Esa filosofía y actitud frente a la vida es lo que a mí me trajo al mundo: Mi pueblo, necesitando muebles que estuviesen concebidos y realizados a la medida del hombre, creó el estilo Biedermeier. Es un momento en que, siguiendo las tendencias de todo el proceso cultural, el mueble deja de ser un objeto de lujo representativo del poder adquisitivo de una clase social alta, y pasa a ser un instrumento que está hecho para convivir con él, utilizarlo y disfrutarlo. Eso no impide que todo el refinamiento y la elegancia adquiridos con el estilo Imperio se conserven y perduren. Se trata de un momento culto y refinado, en el que no se desprecia el buen gusto y todos los detalles de elegancia del estilo imperio, que perduran y se recogen, dándoles nueva forma y adaptándolos a los gustos más austeros. Miradme con detenimiento y comprobaréis que tengo muchos elementos decorativos. Pues bien, todos los arabescos, estrellas, óvalos, cisnes, palmeras, volutas, cuernos de la abundancia… son heredados del Imperio. En resumen, y a grandes rasgos, los Biedermeier nacemos del Imperio francés y del Regency inglés aunque dejamos a un lado la arrogancia palaciega y damos una versión más popular y casera de la ornamentación, lo que nos convierte en el estilo por excelencia de la clase burguesa. El protagonismo nos dura hasta que los nacionalismos y las ideas liberales deshancan a la sociedad vigente para dar paso a nuevos ideales, de ahí que nuestra desaparición coincida clarísimamente con el manifiesto comunista de Marx y con la Revolución de París, ambas en 1848, que representan definitivamente un cambio social y político.

Del mismo modo que conceptualmente cambian los criterios de diseño, se tiende a utilizar diferentes materiales, más acordes con las tendencias y la estética de la sociedad del momento. En decoración se pone de moda pintar las paredes de colores claros, por lo que, aunque perdura la caoba, las maderas claras ganan mucho terreno. Así pues se utiliza mucho el nogal, el cerezo, el abedul, el arce, el peral o el fresno porque conviven muy bien con esos nuevos colores. También se abandonan los bronces, que resultan recargados, sustituyéndolos por maderas doradas o marqueterías.
A pesar de que el estilo Biedermeier se sigue en todas las ebanisterías de las ciudades austríacas y alemanas por supuesto con peculiaridades y variantes en cada una de las regiones y zonas yo quiero citar a tres ebanistas en concreto porque creo que, tanto en mi nombre como en el de todos mis congéneres, se les debe hacer una mención especial. Uno de ellos es Joham Nepomuk Geyer de Insbruck y los otros dos son Josef Dahnhauser, del que se conservan más de 2.500 diseños, y Benedikt Holl. Estos últimos son ambos de Viena y además están considerados entre los mejores ebanistas que ha dado esta ciudad. No es de extrañar que pertenezcan a Viena ya que es el centro de la producción de Biedermeier. Para todos nosotros hablar de Viena es como hacer referencia a nuestra patria madre.

Por lo que a mi respecta, soy un ejemplar muy puro. O sea que lo tengo todo: Soy circular con pie central, cosa que responde a la idea última de comodidad propia de mi estilo, mi función es, o colocarme delante del sofá, a pesar de mis dimensiones relativamente grandes, o bien ponerme sillas alrededor y utilizarme ocasionalmente para reuniones.
Mis líneas son sencillas, arquitectónicas y de proporciones muy elegantes; y no soy extensible (aunque a diferencia de las mesas inglesas, rara vez las Biedermeier lo somos).

Las maderas que contrastan en mí son el cerezo y el ébano, que ya era muy empleado en la época del estilo Imperio. Estoy decorada con marquetería y el elemento que predomina entre mis motivos decorativos es el óvalo, que aparece en el Neoclasicismo, se utiliza en el Imperio y nos llega más adelante a nosotros.
Bueno, creo que con esto ya he dicho sobre mi todo lo necesario para darme a conocer. Espero haberme expresado con precisión y claridad, porque me gustaría
que supierais reconocerme a donde me encuentre. Soy un mueble que gusta de la compañía del hombre y que disfruta al serle útil, no estoy hecho para ser contemplado admirado cual una joya, por eso soy afectivo: mi felicidad está en serviros.

Domingo, agosto 12th, 2012 | Author:

DOS NUEVAS IDEAS CON ESTANTE AUXILIAR.
Formando como un arrimadero ganado a la pared o sencillamente como estante estrecho y alargado. Ambos ejemplos corroboran lo visto en la foto superior. Siempre queda sitio para estos ingeniosos estantes que adornan y son útiles para muchas cosas, para sostener una lámpara con pantalla, los libros y adornos, y tantas cosas más.

Lunes, julio 16th, 2012 | Author:

MUEBLES EXÓTICOS.
En Mueble Colonial se puede encontrar una amplia exposición de mobiliario procedente del sudeste asiático. Escritorios, vitrinas, bancos, mesas, espejos, sillas, baúles, etc., una extensa y variada oferta de muebles fabricados en rejilla y en madera de teca, muy abundante y de gran calidad en esta zona de Asia. Además de precios ajustados ofrecen un cómodo horario de atención al público: de lunes a sábados, de 10 a 14 h. y de 16,30 a 20,30 h. En la imagen, mueble bar colonial.

Miércoles, febrero 15th, 2012 | Author:

El salón, orientado a mediodía, cuenta con un gran ventanal para disfrutar de Ias vistas dei parque de El Retiro. Unos paneles que se desplazan lateralmente, en cuadrícula de madera de teca, tamizan Ia luz natural. Las puertas correderas com-binan cristal de Climalit y carpintería de alumínio pintado en negro. La zona de estar y Ia de tertúlia se de-coraron con mobiliário antiguo de herencia familiar recuperado y con mesas auxiiares y baúles japoneses.

Martes, mayo 17th, 2011 | Author:

Muebles de estilo colonial.
Pasión por lo lejano.
Decorar salones, comedores y dormitorios con atractivas piezas cargadas de exotismo y misterio, oriundas de países del lejano Oriente, se está
convirtiendo en una práctica cada vez más corriente, en la mayoría de países occidentales.
El mueble de estilo colonial, además de estar muy de moda actualmente, es una elegante alternativa para cualquier tipo de decoración, tanto por la calidad de los materiales utilizados, como son las maderas nobles (teca, palisandro o caoba), el hierro forjado, combinado con fibras naturales ( ratán, enea, bambú, fibra de coco, etc), como por el laborioso proceso de elaboración, basado totalmente en técnicas artesanales. La talla, la confección y el modelaje son los métodos más utilizados. Técnicas manuales que requieren tiempo y dedicación, y que hacen del producto final una verdadera obra de arte de gran belleza, única e irrepetible.

Domingo, mayo 15th, 2011 | Author:

Llevamos muchos años trabajando en el sector del mueble, y a lo largo de todo este tiempo hemos conseguido ubicar y asentar en el mundo empresarial (cooperativo) nuestros sueños y filosofías. De esta manera, quizás el mayor mérito no se encuentre en nuestro historial, sino en el continuo intento de trasladar las vanguardias internacionales al gusto popular, aunque eso sí, convenientemente aderezadas.

Lunes, mayo 09th, 2011 | Author:

Última moda.
Las mesitas de noche son piezas indispensables para cualquier dormitorio, y además son muy decorativas. La firma Grange ha presentado, recientemente, este original modelo denominado “Condorcet”. Destaca su cajón y puerta con abertura tipo persiana. El precio orientativo es de 110 eu.

Jueves, septiembre 23rd, 2010 | Author:

MINIMALISMO. Consola de medio punto, policromada en crema y gris. Sobre de mármol Santa Anna, siglo XVIII.
SOBRIEDAD. Consola estilo Carlos IV, con taracea. Firmada Fib. Siglo XVIII.

Miércoles, septiembre 22nd, 2010 | Author:

BLANCOS Y DORADOS. Consola con espejo y sobre de madera marmorizada. Apliques laterales marmorizados. Banquetas con firma Curul. Suecia, finales del siglo XVIII.
Aparecen los primeros chapados de caoba y se imponen las decoraciones de talla: hojas de palma, acanto, capiteles, cabezas y garras de león. Se imitan los modelos griegos y romanos. Se ponen de moda los muebles a la turca.
Hoy en día es un estilo cotizado por coleccionistas, decoradores y particulares. Cualquier pieza, grande o pequeña, destaca sobre el conjunto de la decoración de la casa y le aporta un toque de elegancia y distinción. Los precios oscilan entre las 200.000 y las 250.000 ptas. Todos los muebles de este reportaje pertenecen a Barbie Anticuarios.