Martes, agosto 27th, 2013 | Author:

decoracion casas rusticas

Entre Orgiva y Torvizcon, allá donde se unen la Rambla de Alcázar y el río Guadalfeo (en tiempos Wadi El Fa), justo cuando la garganta por donde éste discurre se va abriendo en un amplio valle, aparece Puerto luviley, parada y fonda obligada de los viajeros que hasta principios de siglo iban a caballo desde Orgiva a Adra. Aquí hizo noche Pedro Antonio de Alarcón cuando escribió su libro sobre Las Alpujarras, esa región tan desconocida para la mayoría de los españoles hasta hace poco. En esta pequeña aldea o cortijada viven tres o cuatro familias que se resisten a abandonar este idílico lugar incluso el censo ha aumentado últimamente con la típica familia inglesa (¡cómo no!), que buscaba alternativas exóticas a sus fríos nortes. La casa de este reportaje, que, por cierto, se puede alquilar todo el año, era una antigua escuela, así como casa de familia.

Curiosamente, fue adquirida a través de la sección de nuestra Casas en Venta. La reforma, aunque respetuosa, fue masiva. El único aula de la escuela se ha sustituido por el dormitorio principal, en la planta baja. Toda la zona de entrada, incluyendo el cuarto de baño, era la antigua cuadra. En el piso superior se eliminaron múltiples tabiques para conseguir un gran salón, una cocina, otro dormitorio y un amplio acceso a una gran terraza cubierta, típica en las construcciones de La Alpujarra. Todos los suelos son de ladrillo rojo y las paredes, respetando sus múltiples irregularidades, están pintadas a la cal con pigmentos naturales. Amarilla, la cocina, la entrada y el salón; verde pálido, el dormitorio principal; combinaciones de amarillo y añil, en el cuarto de baño… No hay luz eléctrica salvo la que suministran mínimamente unas pequeñas placas fotovoltaicas. No hay nada mejor que en un tipo de casa rústica como esta estar acompañada de animales domésticos, si buscas animales y mascotas en Venezuela aquí hay mucha información.

Ello añade encanto al lugar; velas, candiles y quinqués dan un tinte mágico a esta casa, donde, en cualquier caso, la luz y la buena temperatura son un atractivo más de esta privilegiada zona. El río discurre a pocos metros y baja directamente del Mulhacén. El agua se bombea hasta un depósito que surte la casa. En definitiva, se trata de una reconstrucción hecha con pocos medios pero con todo el encanto que supone respetar un entorno tan puro. Quizás en memoria Boabdil, el último rey moro que lloró por la pérdida de este reino.

Categoría: Decoracion rustica
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

One Response

  1. 1
    Jazmin - Fincas rusticas 

    El estilo rústico es una de las tantas opciones que podemos implementar al momento de decorar nuestro hogar. Este estilo decorativo hará que nuestro hogar adquiera una atmósfera de confort y calidez.

Deja un comentario » Log in