Sábado, marzo 09th, 2013 | Author:

Para esta pregunta que encabeza nuestro espacio vamos a tratar de darle a usted una solución práctica y a la vez que sirva como adorno.
Oesde luego el pretender que las legumbres sean rentables en un cultivo de terraza es a todas luces algo anormal, pero es una cosa que aparte de tener utilidad sirve de distracción si para ello empleamos plantas que nos sirvan posteriormente para condimentar. Y para ello tan solo necesitamos algo de espacio, un poco de sentido práctico y como mínimo el tener medio día de sol.

Vamos a pasar a exponerle brevemente alguno de los cultivos:

Cultivo: debe realizarse en macetas de 35-40 cm de diámetro aproximado; estos tiestos tienen que tener un buen drenaje en su parte inferior y la tierra defye ser a base de un buen compuesto ejemplo, 1/4 de buena tierra; 1/2 de humus-mantillo; 1/4 de arena gruesa y podemos adicionarle un poco de abono compuesto especial para legumbres a base de N-P-K).

Tomates: podemos colocar un pie de tomatera conducido sobre una sola rama y con tutor.
En las jardineras pueden mezclarse tranquilamente las petunias con claveles de Indias y a la vez unas tomateras en empalizada sobre la barandilla y con una caña como soporte.

Fresas: podemos decidirnos por fresas trepadoras, colocando un pie por tiesto y los llevaremos a empalizar sobre un entramado formado con cañas.
Debemos escoger una tierra de muy buena calidad y le añadiremos un puñado de abono compuesto a base de N-P-K.

Judías trepadoras: se pueden colocar de 4 a 5 granos por tiesto; de la misma manera debemos de colocar un entramado de cañas para las ramas; a poder ser buscaremos unas variedades de judías con sus flores vistosas y que formen grandes ramilletes.

Especias: para éstas podremos utilizar tiestos de un diámetro aproximado de 20-22 cm. La mayoría de las plantas utilizadas como condimento nos pueden servir para cultivarlas: perejil, tomillo, perifollo, estragón, cebollino, albaha-ca, romero, crocus (azafrán), etcétera.
De todas estas plantas salvo el perejil y perifollo se deben sembrar directamente en el tiesto; sus semillas las encontraremos en cualquier tienda de jardinería.
Los tiestos los podremos agrupar en una jardinera que habremos llenado previamente de arena o de turba y la colocaremos en el alféizar de la ventana.
A veces por necesidades de espacio será preciso reunir nuestros tiestos a base de colgarlos de la ventana por medio de los clásicos soportes, en este caso las plantas a utilizar serán las más usuales: perejil, perifollo, estragón.
Los tiestos que contengan a nuestras especias será conveniente que los guardemos en invierno lejos del aire libre.
Si se trata de plantas aromáticas de gran porte: romero, ajedrea, laurel, el cétera; conviene utiliza tiestos de 30-35 cm y lo colocaremos en un lugar que tengan sol en abun dancia, a ser posible a pie no sol.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in