Jueves, noviembre 08th, 2012 | Author:

En el ala derecha, el salón principal actual coincide con el que fue salón original de esta residencia. Sus paredes están tapizadas en tejido bordado, con cadeneta francesa, que combina con la tapicería de las sillerías isabelinas que lo amueblan. Los jarrones son regencia franceses, el reloj es Luis XVI y las lámparas son de cristal de la Granja. El techo, típicamente romántico, imita el azul del cielo. En un ala añadida a principios de siglo se encuentra el salón azul. En éste los muebles son Isabelinos, las lámparas de cristal de la granja y lógicamente todos los revestimientos son azules.

El ala izquierda gira entorno a la escalera y está ambientada por completo en tonos verdes que combinan con dorados y con el blanco de la pintura de la barandilla de la escalera. Otras dependencias a destacar en la planta principal son el despacho, que queda en la parte delantera y las cocinas, que se sitúan en el ala posterior, detrás de la escalera.
De los dormitorios que ocupan la primera planta cabe destacar uno más importante, coincidente con el que fue el principal de palacio. Este, además del salón privado, tiene vestidor y dos cuartos de baño. La habitación dispone de una rotonda que le da amplitud y que permite la creación de diversos ambientes.

Paredes, muebles, sillerías y demás accesorios están vestidos en tonos naranjas y verdes. Los baños estaban en buen estado, ya que datan de 1940 por lo que se han reformado poco. La, intervención más destacable está en las cortinas de Chintz y en las grecas. En la parte central del Palacio hay unos artesonados muy valiosos. También los suelos de tarima espigada de las zonas de recibo son especialmente bellos. En la planta superior el pavimento es diferente y está totalmente recubierto con moqueta.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in